Nuestro perfil en LinkedIn, algo más que un currículum.

Nuestro perfil en linkedin es algo más que un currículum.

LinkedIn es ese medio social profesional donde casi todos nos dicen la típica frase de; “hay que estar” y en el que, muchas veces, abrimos un perfil y lo abandonamos  a su suerte. Cualquier red social en la que tengamos presencia hay que mimarla y cuidarla al detalle porque dice mucho de nosotros.

Para hablar de esta red profesional hoy tengo el placer de contar con José Humanes Elich @eldospuntocero Social Media Strategist , Mentor en Redes Sociales y experto en Linkedin con más de 2000 conexiones (Lion 2K). Después de leer el post os recomiendo que paséis por su perfil porque puede valerte para conectar e inspirarte por lo bien organizado y enfocado que lo tiene.


En este post invitado nos hará reflexionar en que tener presencia en LinkedIn es algo más que tener un currículum online. Ten en cuenta que más de 364 millones de personas pueden querer conectar con nosotros.


Muchas veces nos creamos perfiles en redes sociales así a lo loco sin realmente habernos parado a pensar si la necesitamos y mucho menos para qué para a tener presencia en esa red social. Por ejemplo, ¿Cuántos de los que estáis leyendo el post tenéis perfil en LinkedIn porque se considera nuestro currículum online?

Seguro que muchos, pero en mi opinión eso es un concepto a medias, que va a depender sobre todo del uso que le demos a esta red social, los objetivos que tengamos y lo que vendemos, (sí, siempre estamos vendiendo algo aunque no seamos conscientes 😉)


LinkedIn puede ser un currículum online si únicamente configuramos nuestra información y luego no aprovechamos su potencial, pero si lo hacemos la cosa cambia.


Es cierto que nuestro perfil de LinkedIn tiene similitudes con un currículum, (nombre, títulos, correo electrónico, etc.),  pero nos interesa centrarnos en las diferencias entre ambos, como por ejemplo:

  1. Un currículum tiene un carácter más enfocado a un puesto especifico, destacando lo que nos interesa en cada ocasión, (asumiendo que no tenéis un currículum general y que lo personalizáis cuando os postuláis  para cualquier puesto de trabajo), mientras que el carácter de vuestro perfil de LinkedIn es más general, muestra una visión en conjunto de tu parte profesional.
  2. Una diferencia muy a favor de LinkedIn es la facilidad con la que podemos demostrar lo que sabemos hacer, ya sea mostrando nuestros proyectos, nuestros posts o escribiendo posts en el propio LinkedIn Pulse (algo muy recomendable y que si os apetece os comentaré en otro momento)
  3. La audiencia que podemos tener en LinkedIn es más amplia que la que puede tener nuestro currículum, un currículum se envía puntualmente a una persona para un puesto de trabajo concreto, mientras que en LinkedIn lo que tenemos es una red de profesionales que si cuidamos bien nos puede reportar muchos beneficios.
  4. Una gran diferencia entre nuestro perfil de LinkedIn y nuestro currículum es que en LinkedIn no tenemos limitación de espacio, colocaremos arriba lo que más nos interese, pero el resto de trabajos antiguos o menos importantes, no hace falta borrarlos, los dejamos abajo por si alguien quiere mirar. En un currículum tenemos una limitación no escrita de unas 2 páginas, ya sabéis que los entrevistadores muchas veces no pasan de la primera y si hacemos más de 2 nuestro currículum seguramente acabará en una papelera.
  5. La forma de presentar nuestras habilidades en LinkedIn también me parece una diferencia muy a su favor, porque ya no solamente estás diciendo lo que sabes hacer, estás permitiendo que la gente que te conoce y ha trabajado contigo lo valide públicamente. (En esta entrada en LinkedIn os lo cuento con detalle)
  6. Al hilo de lo anterior están las recomendaciones, puntualmente en algunos curriculums se podía encontrar el teléfono de un antiguo jefe para pedirle referencias, con todo lo que esto conlleva, pedir permiso al jefe etc. Gracias a las recomendaciones de LinkedIn esto es cosa del pasado, simplemente tienes que pedirlas (por favor a gente con la que de verdad hayáis trabajado) y listo, cualquier persona que husmee por vuestro perfil podrá ver lo que piensa la gente que ha trabajado contigo.

Pero aunque en este post me haya centrado en las bondades de LinkedIn en comparación con las de un curriculum, no son cosas excluyentes, es más, son necesarias las 2, cada una en su justo momento.

Espero que mi reflexión sobre uno de los motivos más utilizados para abrir una cuenta en LinkedIn os haya parecido de utilidad.

Anuncios

8 comentarios en “Nuestro perfil en LinkedIn, algo más que un currículum.

  1. Articulo muy interesante. Lo comparto en mis RRSS.

    Sólo un apunte: en nuestra web siempre tendremos mas libertad y flexibilidad a la hora de colgar lo que queramos sobre nuestro perfil, trabajos, etc…aunque por supuesto hay que tener y usar también un perfil de LinkedIn.

    • Hola Miguel, normalmente estaría de acuerdo contigo con lo de que mejor todo en la web de uno, pero en este caso no. A no ser que en tu web tengas tu red de contactos, suscriptores o lo que sea que te sirva profesionalmente.

      Si en tu web tienes esa red de clientes, proveedores, clientes potenciales, genial, LinkedIn de adorno, pero la gran mayoría de las veces eso no pasa y suele ser más útil la red de LinkedIn que la de nuestras webs.

      Gracias por pasarte 😉

    • Hola Cholloclavada. Dado el interés que ha suscitado entre vosotros este artículo en un par de post publicaremos el artículo sobre pulse. Muchas gracias por tu interés. Nos alegra mucho de que te haya gustado este post inicial de la serie LinkedIn.

      Saludos 🙂

Los comentarios están cerrados.